viernes, 1 de abril de 2011

Lluvia de Abril.

La verdad es que no sé por qué sigo escribiendo. No sé qué busco. No espero nada. Intento aprovechar cada uno de los huecos de este blog. Nunca es tarde. Pasen los meses que pasen. Aquí estoy y aquí seguiré estando. 
Echo de menos escribir, estoy perdiendo facultades y lo noto. No encuentro mi facilidad para crear metáforas, parezco un libro en blanco. En blanco. Que no por escribir no.  Más bien escrito y borrado. He pasado de ser una bonita canción de amor a ser un superventas de David Guetta  sin apenas mensaje, con mucho ruido. Quiero acompañar mis letras con un buen saxo, con Jazz marcando el tiempo. Lento. Quiero recuperar la calma, la paciencia para inventar palabras. Quiero ser yo. Y quiero ser tú cuando te vayas.